Los peores testigos de avería que pueden aparecer en tu coche

difauto Taller 0 Comments

No hay nada peor que comenzar un viaje ahora que llegan las vacaciones y, a mitad de camino, comprobar con horror que el cuadro de instrumentos de tu vehículo comienza a emitir una desagradable luz roja acompañada, en ocasiones, de un pitido. Si esto ocurre, estamos ante el aviso de un peligro grave de avería. Nuestro coche se está quejando porque algo le duele mucho y necesita parar y que lo revisen.

Si alguna vez te ves en una de estas situaciones, aunque esperamos que no, lo mejor que puedes hacer es detener tu vehículo lo antes posible y situarlo en un lugar que no entorpezca al resto del tráfico al mismo tiempo que suponga seguridad para ti y el resto de tus acompañantes. Una vez detenido, avisa a tu aseguradora y lleva tu coche a tu taller de confianza lo antes posible.

En el artículo de hoy nos vamos a centrar en los peores testigos de avería que pueden iluminar el cuadro de herramientas de tu coche:

  • Presión de aceite: En el caso de que el cuadro de tu coche comience a emitir la luz roja de la presión del aceite, puede deberse a dos razones: o bien el nivel del lubricante ubicado en el cárter es muy bajo o bien tu coche tiene un fallo en la bomba del aceite. En el caso de que la luz solo parpadee, no te preocupes: lo que debes hacer es parar el coche cuando puedas, dejar enfriar el motor y echar un ojo al nivel del aceite.
  • Temperatura del motor: El sensor de temperatura contenido en el líquido refrigerante es el encargado de controlar la temperatura del motor, aunque también podría encenderse este testigo si no hay suficiente de este líquido. Lo que debes hacer en el caso de que se encienda este testigo es detenerte inmediatamente y dejar enfriar el motor.
  • Fallo en los frenos: En el caso de que el nivel del líquido de frenos esté por debajo del mínimo recomendado, podemos asistir a la iluminación de este testigo. Si lo que ocurre es una fuga, la capacidad de frenado puede verse reducida de manera drástica, así que no debes seguir conduciendo.
  • Fallo en la dirección asistida: La iluminación de este testigo quiere decir que hay una avería en el sistema eléctrico de asistencia a la dirección. Podría tratarse tan solo de algo leve, pero cabe la posibilidad de que éste deje de funcionar completamente. Si conduces sin dirección asistida, el volante será más duro y podría dañarse el mecanismo de transmisión.
  • Pérdida de presión de los neumáticos: Si tu vehículo añade este testigo en el control de herramientas, su iluminación significará que alguna de las ruedas ha perdido aire. Si es así, lo mejor que puedes hacer es detenerte en alguna gasolinera para comprobar el estado de las ruedas y ver cuál es el problema para evitar averías futuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *