¿Cuántos Kms duran las piezas de nuestro coche?

difauto Taller 0 Comments

Con la llegada de las vacaciones comienzan las planificaciones de los grandes viajes y, es muy posible que nuestro coche se convierta en el protagonista estrella, ya que se va a encargar de transportarte a ti y a los tuyos al destino soñado.

Bien, es muy importante que prestes atención al tema de hoy porque el estado de las piezas que componen nuestro vehículo es esencial para evitar las averías durante nuestros viajes. A continuación, te ofrecemos los kilometrajes a los que debes sustituir algunas de las piezas de tu coche. Tan solo para que veas un ejemplo: la duración a la que se deben cambiar los amortiguadores y el aceite del motor no es la mimas.

Así pues, aquí te dejamos las cifras en kilómetros estimados a la que es aconsejable que modifiques ciertas piezas de vital importancia para el correcto funcionamiento de tu vehículo:

  • De 10.000 a 15.000 kilómetros, o, lo que viene a ser lo mismo, más o menos cuando transcurra un año, debes llevar tu vehículo a que le hagan una revisión de aceite y filtros. Además, también incluiríamos en este intervalo los neumáticos, los frenos y el líquido refrigerante, aunque en este último caso se trataría más bien de un control y, si fuese preciso, sustituirlos o rellenarlos.

 

  • Entre los 20.000 y 25.000 kilómetros debes tener presente que las pastillas de freno comienzan a sufrir desgastes severos, excepto en algunos casos concretos. Por otro lado, el filtro del vehículo también comienza a deteriorarse, así como también la batería y los limpiaparabrisas. Además, el líquido refrigerante debe ser sustituido.

 

  • Una vez rebasados los 40.000 kilómetros y hasta los 50.000 comienzan a surgir los cambios necesarios en ciertas piezas como el filtro del gasoil, los juegos de luces o los calentadores; todo esto deben tenerlo en cuenta aquellos conductores cuyos coches sean de tipo diésel. Es altamente probable en este sector que sea necesario el cambio de la correa de distribución, aunque cabe señalar en este punto que hay coches que aguantan hasta los 100.000 kilómetros. Además, también será preciso revisar el motor y la suspensión del coche, así como también es necesario controlar el nivel del líquido de embrague.

 

  • Por último, a partir de los 75.000 kilómetros, comienzan a precisar cambios piezas tales como las bujías (ojo, esto último tan solo en los coches de gasolina). También los 75.000 kilómetros indican que es el momento de cambiar los amortiguadores. Esta última pieza, el amortiguador, emerge como elemento fundamental en el caso de los neumáticos, que estos precisan que aquellos permanezcan en buen estado para mantener en correcto funcionamiento los neumáticos propiamente dichos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *