Consejos para los desplazamientos en verano

difauto Taller 0 Comments

Sabemos que el verano es el momento de llevar a cabo esos viajes que llevas planeando durante meses; por eso, desde los talleres Le Mans, queremos ofrecerte una serie de consejos para llevar a cabo esos desplazamientos sin que tengas que preocuparte por nada.

Quédate con nosotros y averigua qué debes hacer para moverte con tu vehículo este verano sin problemas:

Para empezar, ojo con las ruedas: el aumento de las temperaturas puede provocar fácilmente reventones o pinchazos en los neumáticos, y eso sin olvidar que, además, el calor también es responsables de la disminución de la capacidad de frenado y de la potencia en los motores. Es por este motivo que, antes de efectuar el gran viaje, es muy importante que te pases por el taller para poner a punto tu vehículo y, reducir así las posibilidades de quedarte tirado en la carretera o, peor aún, suponer un riesgo vial tanto para ti y los tuyos como para el resto de conductores.

Ten muy presente el triángulo de seguridad: frenos, neumáticos y amortiguadores, sobre todo los dos primeros que son los que peor lo pasan con las altas temperaturas.

Particularmente, los neumáticos deben tener la presión correcta: al alcanzar mayores temperaturas, una rueda que circule a baja presión aumenta en un 60% las posibilidades de reventón; además, su vida útil decrece en un 15% y el consumo de combustible sube en un 7%.

El calor afecta a casi todos los componentes de tu vehículo, como ves. El rendimiento del motor también disminuye, perdiendo hasta un 15% de su potencia y precisando mayores niveles de refrigeración. Es por ello que se hace preciso mantener bajo control el sistema de refrigeración, y siempre en frío, así como también comprobar el líquido refrigerante y el nivel del aceite.

En cuanto a los frenos, es muy probable que, con el calor, estos se sobrecalienten, de manera que disminuirá su capacidad de frenado y duración al tiempo que se incrementará el consumo del líquido de frenos.

Uno de los grandes riesgos que pueden acontecer durante el verano en relación con los frenos es el “fading”: sucede cuando el sistema de frenos no tiene la capacidad de eliminar el exceso de calor provocando que el líquido de frenos se transforme en estado gaseoso y anulando la función de parada del vehículo.

Otro elemento importante a tener en cuenta es el aire acondicionado, no porque se trate de un elemento de seguridad propiamente dicho, pero sí en la medida en que proporciona comodidad a los pasajeros del vehículo y, sobre todo, al conductor, quien debe estar en condiciones óptimas para llevar a cabo el viaje con éxito.

En resumen, para viajar este verano en las mejores condiciones de seguridad deberás revisar frenos, amortiguadores, neumáticos, aceite, líquido limpiaparabrisas, sistema de frenado y de dirección asistida, refrigerante, y también el estado de escobillas, batería y sistema de alumbrado. No olvides, además, los chalecos reflectantes y los dos triángulos de seguridad que siempre deben acompañarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *