¿Cómo conservar la chapa y pintura de tu coche de forma adecuada?

difauto Taller 0 Comments

La chapa y la pintura, pese a ser materiales resistentes, pueden estropearse debido a factores ambientales, algunos hábitos incorrectos o el propio uso cotidiano. Por ese motivo, te traemos 7 consejos sobre lo que debes y no debes hacer para que tu coche mantenga la misma apariencia que el primer día:

  1. Aparca en garaje siempre que puedas

Es algo que suele aconsejarse siempre, pero no está de más recordarlo: siempre que tengas ocasión, resguarda el coche en un garaje que lo mantendrá protegido de roces, factores ambientales y otros problemas.

  1. Lava el coche cada 4 o 6 semanas como mucho

El hecho de lavar el coche no solo hace que tu vehículo se vea siempre limpio y bonito, sino que también cumple una importante misión: la eliminación de sustancias dañinas que se depositan sobre la chapa y la pintura de nuestro coche por el uso cotidiano.

  1. Trata de proteger el coche del sol en estacionamientos largos

Los rayos del sol, especialmente en momentos como el verano en el que son muy potentes, también ejercen una acción dañina sobre la chapa y la pintura de nuestro coche, sobre todo aquellos que tienen colores muy vivos: rojos, amarillos, azules…

  1. Busca lugares sin aglomeraciones para aparcar

Suele suceder en las grandes ciudades que los aparcamientos escasean y, en el momento de encontrar un hueco libre, el conductor trata de ocupar ese hueco sea o no idóneo para su coche, esto puede ocasionar daños a tu vehículo.

  1. Evita los túneles de autolavado

Es cierto que este tipo de servicios son rápidos y cómodos, pero tienen muy poco cuidado con la chapa y la pintura del coche ya que el continuo roce de rodillos y cepillos genera una acción de abrasión que daña los exteriores de nuestro vehículo.

  1. Desecha los productos inadecuados para lavar el coche

En la medida de lo posible, lava el coche a mano y poniendo especial cuidado a la hora de elegir los productos que vayas a emplear, ya que pueden incorporar elementos químicos dañinos para la chapa y pintura del vehículo. Lo mejor es emplear champús especiales para carrocerías que incorporan el PH correcto para no generar ningún problema en tu coche.

Por otro lado, ten mucho cuidado con las esponjas y los estropajos, porque pueden arañar la pintura. Lo mejor es usar toallas de microfibra y bayetas.

  1. No aparques debajo de árboles

La sombra que producen los árboles puede llevarte a que prefieras estacionar tu coche debajo de un árbol, ¡no lo hagas!; siempre dentro de la medida de lo posible, claro, y te explicamos por qué: los árboles, dependiendo de la estación del año en que te encuentres, pueden desprender una serie de resinas que se adhieren a la pintura del coche y, después, a la hora de tratar de limpiarlas, se hace extremadamente difícil su eliminación.

Además, los árboles suelen ser visitados por pájaros, cuyos excrementos son altamente perjudiciales para la pintura de tu coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *